La granada y el chile en nogada

El chile en nogada es el compañero inseparable de la temporada de fiestas patrias, una obra maestra de la gastronomía mexicana que nos llena de orgullo y sabor año con año.

Colmados de historia y sabor a México, los chiles en nogada son un favorito de la comida mexicana. Puedes empezar a verlos en los menús de restaurantes desde julio, aunque su auge es en septiembre, acompañando a las celebraciones de la independencia.

¿Por qué razón no podemos disfrutar de esta delicia el resto del año? La respuesta es simple: no solo por su historia, sino también por sus ingredientes.

La temporada de fiestas patrias coincide con la temporada en que los ingredientes del chile en nogada se encuentran en mejores condiciones, uno de ellos es la granada.

La granada: uno de los primeros cultivos del hombre

Es una fruta que puede encontrarse en muchas partes del mundo y se sabe que es uno de los primeros cultivos de la humanidad. Hoy en día, la producción mundial de granada supera los 2 millones de toneladas y hay quienes la consideran uno de los alimentos del futuro.

En México, las condiciones climatológicas son ideales para su cosecha, pues el clima que más conviene para el árbol del granado es el clima subtropical y tropical, aunque fuera de las regiones subtropicales el granado se adapta bien el clima, siempre y cuando las temperaturas no sean muy bajas.

Su sabor depende del equilibrio entre dulzura y acidez. Existen tres tipos de granadas, la granada común de frutos dulces, la granada agria, cuyas flores se utilizan mucho como ornamento, y la granada de frutos sin pepita, que se encuentra únicamente en el Medio Oriente.

Las bondades de la granada

Es una fruta que, además de deliciosa y refrescante, goza de diferentes propiedades. Se considera que posee propiedades antivirales y antinflamatorias pero, sobre todo, se valoran sus cualidades antioxidantes.

Por ser rica en polifenoles, unos compuestos con alta capacidad antioxidante, el consumo de granada ayuda a controlar la oxidación de las células, lo que ayuda a la prevención de una multitud de enfermedades; además, tiene pocas calorías.

Como verás, se trata de un ingrediente ideal en muchos sentidos. Y es el perfecto acompañante de los chiles en nogada porque su sabor se equilibra bien en combinación con el de la salsa nogada, las especias y el chile poblano, además de simbolizar el color rojo de nuestra bandera.

Durante toda esta temporada de fiestas patrias, no dejes pasar la oportunidad de probar un chile en nogada insuperable, junto con otros platillos orgullosamente mexicanos y rodeado del mejor ambiente, en todas las ubicaciones de Porfirio’s.

RESERVA AHORA EN UNA DE NUESTRAS SUCURSALES