4 tips para tener una vida alimenticia equilibrada sin dietas

Mantener una vida alimenticia equilibrada en cuarentena puede parecer imposible, sin embargo, puedes lograrlo sin dietas y con estos 4 sencillos tips.

¿Sabías que cada 6 de mayo se celebra el día Internacional sin dietas? Es un evento mundial que tiene como objetivo, sensibilizar a la población acerca de erradicar las fobias con los que sufren exceso de peso, así como crear la aceptación del cuerpo humano y la diversidad de sus formas.

Este día sin dietas, nació de la idea de una feminista británica, Mary Evans Young, quien en 1992 emprendió una lucha contra la industria de productos dietéticos que algunas veces llevan a la distorsión de la percepción corporal creando trastornos como la anorexia, bulimia y otros trastornos alimenticios.

Se adoptó como insignia un lazo azul claro

Cada vez más, surgen programas de apoyo que pretenden acabar con las obsesiones sobre el peso corporal y la forma e informar sobre la falsas predicciones de las múltiples dietas milagro.

La búsqueda del cuerpo perfecto y la impotencia por no lograrlo lleva a quienes realizan dietas a la frustración, angustia, descontrol y pérdida de autoestima lo que hace que caigamos en dietas cada vez más restrictivas, deteriorando nuestra salud.

¿Cómo podemos conseguir alcanzar un balance sin dietas?

No existen recetas mágicas para poder alcanzar una vida en balance, sin embargo, con constancia y dedicación será más fácil lograrlo, sin dietas:

  1. Planifica: Un menú balanceado y planificado garantiza una alimentación equilibrada, siempre y cuando tu consumo de calorías se adecue a tus necesidades energéticas.
  2. Compras saludable: Evitar el consumo de alimentos precocinados hará la diferencia para llegar al balance que buscas.
    Si visitas restaurantes, en Porfirio’s contamos con grandes opciones balanceadas como nuestra ensalada de espinaca y queso de cabra o nuestros tacos de pulpo ligeros servidos en tortilla de jícama.
    ¡Grandes opciones que te ayudan con tu objetivo!
  3. Evita las prisas: El ritmo de vida tan acelerado que llevamos la mayor parte de las personas, causa horarios irregulares a la hora de comer.
    Evita intervalos de tiempo muy prolongados entre comidas, ya que esto puede aumentar tu nivel de ansiedad y provoca ataques de consumo excesivo.
  4. Desestresate: El estrés es una respuesta fisiológica y adaptativa del organismo, existen diversos factores que influyen en la reacción corporal llevándote a consumir los alimentos en exceso.  Por eso, te recomendamos realizar prácticas de relajación y respiración, así como realizar actividades agradables y recompensantes, ya que esto produce alivio en la tensión.

Así que recuerda, la belleza es un estado mental, no un estado del cuerpo. ¡Amate y ama tu cuerpo tal y como es!

RESERVA AHORA EN UNA DE NUESTRAS SUCURSALES