comida mexicana y maiz

Comida mexicana: La importancia del maíz en nuestra cultura

La comida mexicana es fuente de orgullo gracias a la calidad y gran cantidad de ingredientes que se utilizan para elaborar nuestros platos típicos.

En Porfirio’s, estamos orgullosos de utilizar los mejores ingredientes para cada uno de nuestros platillos. Ingredientes que forman parte de nuestra cultura y de la riqueza natural de nuestro México.

Por ello, hemos querido dedicar esta entrada a uno de los productos de nuestras tierras que más arraigado está en nuestra cultura e identidad como mexicanos: el maíz.

En México, el maíz es uno de los alimentos básicos y uno de los ingredientes primordiales de la comida mexicana, ya sea de la gastronomía tradicional o regional, como de la alta cocina. Cargado de beneficios para la salud, es delicioso también y versátil, pues se puede adaptar a cientos de platillos tanto típicos como inusuales y modernos.

Sirve para alimentar al ganado y, además, se usa para la obtención de productos derivados, como harinas, aceites y más.

A diferencia de otras plantas similares, como el trigo, el maíz es originario de América. Esto quiere decir que en Europa no se conocía sino hasta que la llegada de los españoles a este continente.

Lo curioso es que, a pesar de que conocemos y consumimos realmente muy pocas, existe una gran variedad de especies de maíz, el cual es actualmente, junto con el trigo y otros cereales, uno de los alimentos básicos de la humanidad, pues se presta para infinidad de platillos llenos de nutrientes.

El maíz como símbolo de nuestra cultura

Se dice que el maíz es el alimento más cosechado en América y es una planta que se puede sembrar en diferentes tipos de terrenos; por ello, ya se produce en todos los continentes habitados y se ha vuelto una planta altamente apreciada por ser económica, nutritiva y muy sabrosa.

Su origen se remonta a mucho tiempo atrás. Existen varios mitos y leyendas que hablan del papel del maíz para nuestros antepasados en América, quienes lo llegaron a considerar como alimento de los dioses. O, por ejemplo, en el Popol Vuh, donde se narra la creación de la humanidad a partir de diferentes materiales, uno de ellos el maíz.

El uso de esta deliciosa y linda planta era antiguamente, y sigue siendo, muy completo. En México, no solo se utilizan los granos del maíz, sino que también sus hojas se aprovechan para diferentes usos.

De las tortillas a los canastos: diferentes usos del maíz

En la comida mexicana tradicional, se utiliza la hoja de elote para envolver algunos alimentos antes de someterlos al fuego, y esta costumbre se sigue empleando hoy en día, no solo en la gastronomía típica, sino también en las creaciones de la alta cocina, la cual ha adoptado gustosa las técnicas ancestrales para la preparación de los más elaborados platillos gourmet.

Otro uso que tienen las fibras de la hoja del elote es para la elaboración de productos artesanales, como canastos, sombreros, tapetes, abanicos e infinidad de adornos. Otro de los subproductos del maíz es el “pelo del elote”, el cual se emplea para infusiones curativas, pues se les atribuyen propiedades medicinales que se emplean para tratar algunos padecimientos renales, cardiacos y digestivos. Los tallos de las mazorcas se han llegado a utilizar incluso como recipientes; y los “olotes”, nombre que corresponde a los restos de las mazorcas, también se utilizan para compostas.

Por otro lado, se utiliza también como biocombustible e incluso se ha llegado a utilizar para la elaboración de goma de mascar.

Compartiendo raíces

Algo interesante es que el maíz, si es sembrado en la misma parcela que otras plantas, como la calabaza o el frijol, se da un intercambio de propiedades lo cual llega complementar e incluso enriquecer el valor nutrimental de cada una, puesto que se reproduce un ecosistema en el que hay un intercambio entre unas y otras especies, las cuales conviven en armonía utilizando las ventajas de esta relación.

Por lo anterior, los habitantes nativos de las tierras mesoamericanas llamaban a estas especies de plantas “las tres hermanas” y consideraban que no debían sembrarse en separado para no hacer enojar a los dioses.

De la tierra al plato

Este rico alimento tiene muchas maneras de cocinarse. Ya sea entero, desgranado o molido, el maíz es una de las materias primas más utilizadas en nuestra cocina regional.

Con los granos secos y molidos se puede hacer una gran variedad de productos para hornear, como panes, tortillas y sémola. También se utiliza para hacer aceite de cocina.

Su valor nutricional es altísimo por su gran contenido de vitaminas, carbohidratos, calcio, fósforo y potasio.

En muchos platillos típicos mexicanos puedes encontrar el maíz como ingrediente. Este alimento considerado como “sagrado” es verdaderamente esencial en nuestra gastronomía.

La masa de maíz: ícono de nuestra cocina

La tortilla es uno de los acompañamientos más apreciados en el mundo, su utilización se ha extendido tanto que es fácil encontrarla en diferentes platillos tanto tradicionales como gourmet y acompañando a cualquier comida en una mesa mexicana.

Y con las tortillas viene la creación del taco, uno de nuestros productos nacionales que más nos enorgullecen, más no el único. Utilizando masa de maíz como su componente esencial, tenemos infinidad de creaciones muy mexicanas, como los sopes, las tostadas, las gorditas, los tlacoyos, los panuchos, los molotes, los salbutes, los huaraches, las memelas, las tlayudas, etc.

Además, se ha llegado incluso a utilizar como postre. Un postre típico en México es el llamado “pinole” que no es más que maíz con un poco de azúcar y piloncillo. Y también se ha logrado utilizar como bebida tradicional, en la forma de atole, el cual se vale de la magia del maíz al que se le agrega canela, vainilla, miel y diferentes sabores para hacer una bebida espesa que se toma caliente y se sirve sobre todo en la temporada de frío. O el famoso “champurrado” típico sobre todo en la zona central del país, el cual se prepara con masa de maíz, chocolate y agua, y acompaña a los tradicionales tamales.

El maíz en nuestro menú

En Porfirio’s, además de ofrecerte tortillas hechas al momento, elaboradas con la mejor selección de maíz nacional, te ofrecemos una extensa variedad de platillos que emplean maíz como uno de sus ingredientes principales.

Te presentamos una lista con lo mejor de nuestra cocina que incorpora maíz en su receta:

Esquites Arracheros
• Esquites Tiernos
• Elote Tradicional
• Tostada de Atún Rojo
• Tlayuda Oaxaqueña
• Quesadillas
• Gorditas Crujientes
• Sopes
• TACOS (De Canasta, de Cochinita Pibil, de Arrachera, de Rib Eye con Chicharrón, de Suadero de Rib Eye, de Barbacoa de Pato)
• Sopa de Tortilla
• Ensalada Campestre al Vino Tinto
• Ensalada de Espinacas y Queso de Cabra
• Flautas de Res
• Enmoladas Almandradas
• Enchiladas Verdes


Disfruta estas y otras delicias de nuestra cocina acompañado del mejor ambiente mexicano en un entorno inigualable.

¡Visita tu locación de Porfirio’s favorita!

RESERVA AHORA EN UNA DE NUESTRAS SUCURSALES